Mi objetivo al contactar con Igone era dejar de fumar y no sustituir el tabaco con comida. El trabajo que hemos hecho ha sido muy diferente a lo que había visto hasta ahora. En vez de utilizar la fuerza de voluntad hemos hecho un trabajo desde dentro, de aceptar que tengo el poder siempre. De comprender cómo los hábitos se pueden desaprender para aprender otros nuevos, sin esfuerzo.

Igone te ayuda a conseguir tu propósito de otra manera, no desde la obligación o la prohibición sino porque TÚ lo eliges.

Eva Rodriguez

Me encontré con un anuncio de Igone donde anunciaba el inicio de su programa grupal #LibredeExcesos. Después de leerlo atentamente, me dije: ¡esto es lo que necesito! especialmente, porque no prometía milagros, sino aportar conocimiento desde su propia experiencia.

Yo estaba cansada de pautas, promesas y de muchos años evadiéndome con la comida.

Con Igone aprendí de forma sencilla, clara y cercana cómo funcionan nuestro cerebro y nuestros hábitos y compulsiones. Esto me permitió comprenderme y abrirme a la parte de mí con la que luchaba para habitarla realmente, que es una de las claves para hacer las paces con la comida.

Leticia Mancebo

Mi relación con la comida siempre ha sido de lucha y frustración y muy pocas veces he estado contenta con mi cuerpo.

Conocí el trabajo de Igone a través de las redes sociales. Me inspiró la sensibilidad con la que comunicaba y expresaba la lucha con la comida y su enfoque a la hora de trabajar los excesos, los atracones…dándoles voz y espacio, sin juicios.

Me sentí muy tranquila con Igone a la hora de expresarme, es muy cercana y cálida. No me sentí juzgada ni etiquetada en ningún momento y eso es una gozada.

Recomendaría el servicio de Igone a cualquier persona que busque un enfoque y una forma de relacionarse con la comida y consigo misma consciente, honesta y sincera.

Udane Errandonea

Hace tiempo que andaba buscando alguien con coherencia y que diera confianza, y trabajara de un modo integrador, en la relación de una misma con la comida. Hasta que di con Igone, me había encontrado con dietas y otros enfoques, pero eran de poca ayuda, puesto que no se instalaban los hábitos de verdad.

Lo que más me ha gustado y me ha ayudado en el proceso mantenido con Igone es que ella ha promovido en mí un hábito diferente, que va más allá de una solución temporal, centrado en la relación duradera conmigo misma en torno a la comida y mi propio cuidado. 

Mila esker, Igone!

Nora H.B.

Mi concepto sobre la alimentación cambio cuando escuche a Igone hablar en una charla. Sintonicé y me resonó la idea de que no sólo necesitaba nutrir mi cuerpo con alimentos más o menos saludables, también necesitaba nutrir y conectar con algo profundo e intangible que llevo dentro…creatividad, humanidad, arte, belleza, vida…. Y ahí empezó un viaje.

Recomendaría el trabajo que propone Igone a toda persona que quiera crecer y vivir en mayor plenitud.

Karmina Peñalba

Pin It on Pinterest