2016-06-20-09-07-59

Hola, soy Igone,

filóloga, amante de las palabras y coach. Creo firmemente en la importancia de poner palabras a nuestras necesidades, dolores y deseos y sé, por experiencia propia, que llamar a cada cosa por su nombre es el primer paso, es liberador y nos empodera como personas.

Después de más de 10 años explorando y practicando distintos enfoques nutricionales, entendí que enfocarme sólo en QUÉ comer no era suficiente para conseguir tener la relación con la comida relajada, intuitiva y nutritidora que yo buscaba. Tampoco conseguía sentirme cómoda en mi propio cuerpo, seguía estando en “la eterna espera de llegar a un peso aceptable”, tenía molestias digestivas constantes, falta de energía y al final, mucha confusión nutricional.

Así que decidí buscar otras miradas, formarme en otros aspectos de la alimentación y explorar en profundidad mi propia historia. Y ahí sigo…día tras día, maravillada con este proceso.

La exploración de mi propia historia me ha enseñado que nuestra relación con la comida refleja fielmente nuestro mundo interior: quiénes somos, nuestro mundo, nuestras creencias, vivencias, dolores, miedos, deseos no cumplidos… y que todo ésto, a su vez, impacta directamente nuestra biología y el metabolismo.

Soy coach titulada por el Institute for the Psychology of Eating especializada en alimentación cuerpo-mente, el área que estudia la íntima relación entre nuestro mundo psico-emocional, la comida y el cuerpo.

Mi trabajo:

Mi enfoque abarca la totalidad de lo que somos como “personas comedoras”: cuerpo, mente y corazón. Mediante una perspectiva integrativa, propongo explorar nuestros retos con la comida y el cuerpo desde una mirada amplia y comprensiva; amorosa y compasiva.

Crear un fuerte vínculo interior, hacer equipo internamente y CRECER.

Mediante estrategias sostenibles en el tiempo, amables, sencillas y profundas, trabajaremos sobre la psico-fisiología de cómo la digestión, la asimilación, la absorción y el resto de funciones metabólicas del cuerpo se ven afectadas por el estrés, la relajación, los pensamientos, las emociones, las creencias, el placer, los alimentos, la conciencia, los ritmos, nuestra historia personal y mucho más, ya que todo ésto impacta nuestro proceso nutricional de una manera directa y contundente.

Hacer las paces con la comida y el cuerpo es un proceso vital, de transformación, que nos enseña a estar en este cuerpo, en esta vida, de forma totalmente comprometida y presente.

 

 “Utilicemos esta relación-espejo para crear coherencia, integridad y autenticidad en nuestra vida.

Tu relación con la comida es una maravillosa puerta de entrada.  

Es un privilegio para mí acompañar a las personas en este camino de exploración y crecimiento.

Es mi deseo más profundo que te reconcilies con la comida y contigo misma. Que seas soberana de tu alimentación y de tu vida. Que hagas equipo con tu cuerpo y desarrolles todo tu potencial.

Pin It on Pinterest