Hola, soy Igone

Y como tú, tengo una relación emocional con la comida. No soy dietista, soy coach especializada en Emociones y Alimentación y sé por experiencia propia que para hacer las paces con la comida, hay que llegar al origen del conflicto. 

La comida me ha hecho compañía desde que puedo recordar y ha sido una relación compleja durante muchos años. Después de más de 10 años probando distintos enfoques filosóficos y nutricionales me di cuenta de que realmente había algo en mi forma de comer, que no se “solucionaba”, solo cambiando mi dieta. Los atracones, los excesos, empachos, la ansiedad…no desaparecían.  Mi “voracidad” seguía estando ahí, y podía empacharme igual, comiendo humus con tortas de arroz…

Decidí buscar respuestas de otro tipo e indagar en mi propio proceso emocional con la comida. Descubrí que esta relación, se conectaba con TODAS las demás áreas de mi vida como las relaciones personales, la intimidad, la sexualidad, mi capacidad de fluir, el perfeccionismo, mis miedos ante lo incierto, los conflictos, la necesidad de control 

Entendí, que la comida es un VÍNCULO más en nuestra vida y nos vinculamos a ella de la misma manera en la que nos vinculamos con nosotras mismas. Y por eso…

Acompaño a mujeres que quieren aprender a comer para vivir y dejar de vivir para comer, pero no saben cómo hacerlo, a reconciliarse con la comida, consigo mismas y la Vida. Dejar de luchar para permitirse Ser.

  • Mujeres cansadas de comer en exceso, con ansiedad y sin saber encontrar su medida.
  • Que sienten que la comida ocupa demasiado espacio en su mente y su vida y están atrapadas en una lucha constante.
  • Que están desanimadas de tanto intentar controlarse y no conseguirlo.  O por el contrario, cansadas de tanto control para luego verse de atracón en atracón.
  • Que ya no confían en su capacidad de alimentarse adecuadamente.

¿Te ocurre algo de esto a ti también?

Pin It on Pinterest